Descubren en Chubut una nueva especie de dinosaurio

Investigadores argentinos revelan el hallazgo de Titanomachya gimenezi, un saurópodo más pequeño que el Patagotitan pero igualmente impactante. Los restos fósiles brindan nuevas perspectivas sobre la diversidad de los titanosaurios que habitaron la región de Patagonia justo antes de la gran extinción.

Nacionales Redacción MadrynAhora Redacción MadrynAhora
paleontologist-cleaning-tyrannosaurus-dinosaur-skeleton-600nw-1955215519

Investigadores de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), el Instituto de Investigación en Paleobiología y Geología (IIPG) del Gral. Roca y el Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) de Trelew, han dado a conocer los restos fósiles de un saurópodo que brinda información sobre los últimos titanosaurios que vivieron en Patagonia. La investigación fue publicada hoy en la revista científica Historical Biology.

Titanomachya gimenezi, como se ha denominado a esta nueva especie, pertenece al mismo linaje que Patagotitan, el dinosaurio más grande conocido hasta ahora; sin embargo, esta nueva especie es notablemente más pequeña. Con un peso estimado de 7 toneladas, se convierte en uno de los titanosaurios más pequeños hallados hasta la fecha en la Provincia del Chubut.

Los fósiles fueron descubiertos en La Colonia, una región fosilífera ubicada a unos 200 km al norte de la ciudad de Trelew, en rocas del Cretácico superior de aproximadamente 70 millones de años de antigüedad. Este descubrimiento no solo proporciona información sobre los dinosaurios que poblaron la Patagonia cerca de la gran extinción de los dinosaurios no avianos, sino también aporta información sobre la diversidad de los ecosistemas en la región en ese momento.

"El contexto histórico y geológico en el que se encontró a Titanomachya es fascinante. Además de dinosaurios, se han descubierto restos de reptiles marinos, mamíferos, tortugas y plantas en la misma zona. Esta riqueza fosilífera permite reconstruir el ambiente hace millones de años", explica Agustín Pérez Moreno (CONICET-UNLP), líder del equipo de investigación.

El nombre Titanomachya evoca la Titanomaquia, una batalla de la mitología griega en la que los dioses olímpicos derrotan a los titanes y finalmente los encarcelan en las entrañas de la tierra. "Este nombre es especialmente apropiado, ya que Titanomachya gimenezi vivió justo antes de la extinción de los titanosaurios", aclara Agustín.

Por otro lado, el nombre "gimenezi" rinde homenaje a la fallecida Dra. Olga Giménez, la primera paleontóloga en estudiar los dinosaurios de la provincia de Chubut.

Los restos fueron descubiertos por investigadores de MLP y MEF. Al respecto, José Luis Carballido (CONICET-MEF), detalla "La excavación se hizo en dos temporadas de campo e involucró a más de 10 personas. Recuperamos los fósiles de los miembros anteriores y posteriores, fragmentos de costillas y vértebras de la cola".

A pesar de estar representado principalmente por elementos de las extremidades, Titanomachya tiene una combinación de características únicas para un titanosaurio del Cretácico Superior. "Este hallazgo amplía nuestra comprensión de la historia rica de los dinosaurios saurópodos y nos abre la puerta a futuras investigaciones que profundizarán en la diversidad y evolución de estos majestuosos gigantes que poblaron la región hace millones de años", finaliza Agustín.

El trabajo forma parte del proyecto multidisciplinario "Fin de la Era de los dinosaurios en Patagonia", financiado por National Geographic.

Te puede interesar
Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email